Ciudad tecnológica

Han pasado los años, la calle ya no pinta igual. La fachada del edificio de La Opinión es color azul cían, a la cual le traspasa de lado a lado un túnel por el que circulan naves con varias paradas, (la EOI y otros edificios importantes hasta llegar a Juan de Borbón). La ciudad es otra, la tecnología ha invadido cada rincón. Las personas no son como antes, sus miradas están dirigidas a un aparato que hay entre sus manos, un artilugio sin botones, los hay de todo tipo, grandes, pequeños, de colores, con plástico que los envuelve, etc.
El tranvía ha desaparecido, y en su lugar hay un robot cien pies automatizado que va desde la Circular hasta Molina pasando por cada Centro Comercial e incluso por Terra Natura. El ticket ha subido, ya no todo el mundo puede permitirse el paseo, no demasiada gente utiliza el gusano, circulan en bici hasta lugares impensables, los coches perdieron su encanto desde la puesta en marcha de los robot, el precio del petroleo ha bajado pero aún así casi nadie utiliza su antiguo vehículo, se basan en decir que no hay espacio para circular libremente desde el cien pies. Sales de casa andando hasta Refugio (un Pub que solía frecuentar en mi juventud), pides una cerveza bien fría (si puede ser la más fría), te sientas y miras a tu alrededor, ya nada es interesante, todo perdió su encanto, incluso la humanidad. Te acercas a un joven muy atractivo que se apoya al otro lado de la barra, le miras, le guiñas un ojo sonriendo al mismo tiempo, y te das cuenta al cabo de hora y media de que ni se percató de que estabas allí, tenía su mirada echando fuego hacia el trasto infernal, sus oídos estaban tapados y su boca dejaba entrever una mueca de cansancio. Y… ¿Que tendría aquel pequeño armatoste? Quizá un conjuro más fuerte que su propia voluntad había traspasado la pantalla dirigiéndose como un rayo e introduciéndose en su interior. La cadena no iba a parar, era un proceso auto destructivo que por si sólo no cesaría, había que bloquearlo, quizá cabía la posibilidad de salvarse. Solo con el tiempo se descubriría la forma.

Aunque algunos de entre millones ya tenemos las estrategias necesarias como para no caer de lleno al vacío.

Canary-Wharf-02-1024x576

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s